jueves, octubre 24, 2013

LA DUDA DE BUDA



El enorme Buda contemplaba
desde su majestad imperturbable
la anciana peregrina, de rodillas,
que sujeta entre las palmas de las manos
tan cerca de la boca que las besa
tres barritas de sándalo humeante
que enrojecen al son de sus plegarias.


Nadie como Él
se sabía
tan gordo
tan fofo
tan de piedra.



¿Habrá algún dios,
para Sí decía,
que, ante tanto rezo,
tanta súplica,
tanta avemaría
venida esperanzada
de tan lejos,
pueda hacer algo más,
ir más allá
de volverse más sombrío
cada día
tiznado por el humo del incienso?




lunes, octubre 21, 2013

jueves, octubre 17, 2013

martes, octubre 15, 2013

Popeye


Entre los sórdidos héroes que conformaban el santoral de los dibujos animados de nuestra infancia uno de los que más mal rollo me daban era Popeye. No sólo por la muy grimosa etimología de su nombre Pop-eye, sino porque aquel marinero patizambo, de hablar mascullante y mentón prominente, lucía unos hipertrofiados bíceps altamente sospechosos de haber abusado durante su estancia en los Marines de todo tipo de clembuterol y anabolizantes. Lo que más grima daba no era ese tatuaje de ancla tan tembloroso que se diría grabado en un infecto calabozo de la Legión con la aguja de una jeringuilla ponzoñosa, sino su forma de resolver los problemas y conflictos, fueran de la índole que fueran, a base de mamporros potenciados por el consumo desaforado de verduras de textura y consistencia más que dudosa. 

Como perversa era su relación con su prometida, esa anoréxica bipolar que unas veces se hacía llamar Olivia y otras veces se presentaba como Rosario. La relación de Popeye con los amigos de Olivia es patológica. De su antiguo novio Ham nunca más se supo, desapareció misteriosamente. Su otro pretendiente, Brutus, ese gigantón de barba y desaliñado aspecto bolchevique,  aunque fuera un tímido torpe a la hora de manifestar su amor y controlar sus pasiones, aunque el muy viciosillo tenía una desmedida afición por el bondage, el shibari y el nudo japonés,  nos parece mucho más sincero en sus sentimientos hacia la flacucha que esa actitud del marinerito tan chulesca, tan posesiva, tan de presumir de una relación tan sólo de cara a la galería, exhibiendo a su novia del brazo por muelles y puertos como si de un trofeo se tratase.
La extraña relación con Cocoliso nos hace más siniestro al personaje, este bebé de dudosa filiación no sabes si es el hijo secreto de Popeye y Rosario o el fruto de un desliz ultramarino de ese maltratador con pipa y mandíbula desencajada. Porque todos sospechamos que, cuando a Popeye se le iba la mano con las espinacas, le ponía a Olivia la cara como un mapa y le rajaba los pechos con las dentadas tapas de las latas de conserva. 
Es por ello que no nos cae bien, que no aplaudimos sus victorias, ni nos hacen gracia sus ganchos de derecha, y que nos alegramos profundamente de su progresivo deterioro físico.


sábado, octubre 12, 2013

Duetto



No todo en el mundo es asco y ruido.
A veces, pocas, se para el tiempo, coges a alguien de la mano, compartes la mirada y disfrutas de la música que te regala la vida.


lunes, octubre 07, 2013

sábado, octubre 05, 2013

Mnozil Brass

La Emperatriz del Infanzón, mi amiga Montse, me acaba de descubrir a esta banda de locos que tocan el bombardino.









viernes, octubre 04, 2013

TRATAS, TRATOS Y TRATADOS

La diferencia entre la trata de esclavos clásica y la actual es que ahora los esclavos se encargan por ellos mismos de fletar el barco negrero y hasta se pagan el pasaje.