domingo, mayo 19, 2013

RECETAS PARA UNA CRISIS VI - LA SELECCIÓN


Por culpa de la crisis una ola de euroescepticismo invade el continente. ¿Cómo combatirla?

La creación de una selección de fútbol propia contribuiría más a la construcción europea que cien años de tratados económicos.

¿De verdad se creen los políticos que van a conseguir implicar a las masas con sus discursos plomíferos, con sus ceremonias ridículas y con sus impostados actos de hermanamiento entre naciones? Lo que de verdad cohesiona a la gente, lo que de verdad estrecha lazos en una sociedad  no es una constitución común, ni una unión aduanera, ni muchísimo menos una "armonización fiscal tendente a reequilibrar los desfases territoriales"; lo que une a la peña es rugir en un estadio bajo un mismo escudo, disfrazado de mamarracha y trompeteando con una vuvuzela borrachos como piojos. En un mundo en el que la guerra se hace con joysticks y drones el único campo de batalla no virtual que nos queda para demostrar nuestro patriotismo es una hectárea de césped verde pintada con tiza blanca.

Es nuestra última oportunidad para ser de nuevo un Imperio. Esa sí que sería una Armada Invencible. Los pueblos germánicos, latinos, británicos, escandinavos, flamencos, eslavos y griegos luchando bajo una misma camiseta y dando cuera al resto del planeta en el Mundial. Una escuadra dispuesta a poner en su sitio a los yankys, a los chinos y hasta a los coreanos (a esos se la tenemos guardada desde el 2002) Nada de competir con los países emergentes devaluando el euro, flexibilizando el despido y desarrollando tecnologías..., nada de eso, se les machaca en la cancha y punto pelota.

 Además, nuestro peso político se haría sentir dentro de la Unión, pues nuestra aportación al triunfo de la mano de Iniesta, Villa y Casillas tendría que ser compensada con  puestos de relevancia en el Banco Central, la Comisión Europea y hasta en el Jurado de Eurovisión,  lo que nos garantizaría el control sobre la Troika esa que, hasta que me sacaron de mi error, siempre pensé que era una perra rusa con muy mala hostia.

Nada mejor para fomentar el sentimiento europeísta que meterle doce goles a Brasil como si fuera Malta mientras en el Nou Camp la megafonía atrona a los enfervorecidos hooligans con los acordes del himno de la Alegría. Tú dejas a la Merkel que entre en el vestuario después del partido y, mientras ondea eufórica los calzoncillos de Cristiano Ronaldo para festejar la victoria, se olvida para siempre de tanto recorte y tanta puñeta presupuestaria.

7 comentarios:

  1. Pues no sé yo si es este un buen momento para hacer una selección europea... ahora que ganamos siempre. Mejor esperar a que volvamos a perder no?
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Qué bueno que volviste, Elvis!

      Eliminar
  2. Oh, dios, no. Más fútbol NOOOOOOOOOOOO...

    Aunque lo prefiero antes que los recortes y los mareitos que se traen los de allí arriba. Si fueses presidente y lo propusieras igual votaba el sí.

    Un saludo :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Judith, prometo no volver a hablar de fútbol en el blog hasta que el Sporting gane la Liga.

      Y mira los piropos que te echa Caruano por aquí abajo.

      Eliminar
  3. Me parece una propuesta razonable. Pero E.Presley tiene razón.
    ¿Qué coño es eso de los drones? Tendré que ir a Google.
    (Qué guapa es esa J.Vela -por lo menos la que sale en su avatar-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Caruano, si ves un drón volando bajo mejor agáchate.

      Judith y las demás chicas que paran por aquí son todas muy muy guapas. Ahora bien, el día que hagamos un concurso de feos, la cosa va a estar más que reñida.

      Eliminar
  4. Anónimo23/5/13

    Así somos de tontos, unos cuantos millones de € corriendo en pantalón corto en un campo de cesped y todos embobaos ... qué razón tienes !! Xhrst.

    ResponderEliminar