miércoles, junio 19, 2013

¿Por qué se disfruta más leyendo "INFERNO" de Dan Brown que "La Divina Comedia" de Dante?


Nadie puede leer "La Divina Comedia" en estos tiempos en que leer un tuit a la mayoría se nos hace muy  largo salvo que esté pasada por la Thermomix del Reader Digest que utiliza Dan Brown para cocinar sus alimentos literarios.

Nessuno puede encontrar interés en ese poemón infinito a menos que seas un erudito en toscano medieval, un especialista en política florentina del siglo XIV, o estés preparando oposiciones a bibliotecario en un monasterio de Perugia y lleves una intensa y apasionante vida sexual acorde con tu vocación. Porque uno empieza a leer "Lasciate ogni speranza voi ch'intrate" en los primeros versos y, como decía Mayra Gómez Kemp: Hasta aquí puedo leer. Todo lector se acojona con tan tremenda frase, decide sacar la botellita de malta del mueblebar para cobrar ánimos y amanece con la botella vacía y el libro abierto sobre la moqueta por la primera página.

Mis queridos aspirantes a gafapasta, buscad ese ejemplar del Infierno de Dante que comprasteis en una librería de lance para dar la sensación de que lo tenéis supermanoseado de tanta relectura. Seguro que lo  exponéis en un lugar preferente para que luzca bien y lo vean las visitas. Y aún es más seguro que acabará en el rincón en el ángulo oscuro, de su dueño tal vez olvidado, silencioso y cubierto de polvo, veíase el Dante.  Ahora buscad "El código DaVinci"; seguro que ese está escondido tras la colección del National Geografic, en ese lugar donde ocultáis los libros guarros y la literatura vergonzante. Ese ejemplar seguro que tiene las trazas de haber sido leído con precipitación, sin reparar en prólogos ni en notas a pie de página, ese ejemplar ha sido devorado por su amo casi literalmente, algunas páginas del final de capítulo han sido desgarradas por el precipitado lector azuzado por la intriga de saber como continúa la trama vertiginosa. 

Y ahora sed un poco honestos con vosotros mismos y reconoced que el memo del Dan Brown os ha hecho disfrutar mucho más que el divino poeta.

Oe preguntaréis entonces: Si tanto defiendes al americano ¿cómo es que aún no te has comprado su nuevo libro? Puessssss,  porque he visitado el siguiente enlace:

12 comentarios:

  1. Leí el Código Da Vinci en dos días. Amo a Dan Brown como a un hermano. Como Caín a Abel.

    La Divina Comedia (sobre todo el infierno) es una de las 4 o 5 obras cumbre de la literatura universal (por no decir la más importante de todas).
    Y yo no soy uno de esos mediocres que se hacen los esnobs por hacerse el guay. Yo me hago el esnob porque lo soy.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. HR, un verdadero esnob se lee el Código Da Vinci en dos días y la Divina Comedia en dos minutos a poco que se empeñe.

      Eliminar
  2. Perlita20/6/13

    Y usted ¿que prefiere? una charla simpaticona con jijijaja en compañía de la Bellucci o una conversación enriquecedora y constructiva con la profe de latín. Pazzos, por dios, que la vida es complicada y dura de por sí para terminar bajando a los infiernos. Dan Brown conjuga ingredientes más apetecibles; profe guapetón y quesito, nena monísima, escenarios cosmopolitas, misterio, el a ver qué pasa con el menda y la chati. La lánguida Beatrice de Dante no da para más.
    Personalmente pienso que esta literatura comercial es más que aconsejable. Pocos se meterían en una clase de iconología, iconografía, teoría del arte y se leerían a Panofsky, Gombrich o Tatarkevich. Muchos siguen las descripciones del Código da Vinci, toman contacto con este tipo de investigación y ven que el arte es mucho más que hacer fotos yendo de turistero o apuntarte a clases de manualidades con tu abuela. Me gusta el tema del post. Saludos,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Perlita, si algo recuerdo de mi profesora de latín es que tenía una voz sensual que ya quisiera la Bellucci. Embobados nos tenía.

      Eliminar
  3. No he leído la Divina Comedia ni creo que lo haga. No sé si pillaría todas las metáforas y, la verdad, con tantas referencias que me he ido encontrando en el camino hacia esta obra, es casi casi casi como si lo hubiera leído. Creo que es de esos libros que prefiero que me los resuman...Tampoco he leído todavía Inferno hasta el momento. Sí he leído de Dan Brown varios libros y me engancha, aunque al tercero ya te cansas un poco de tanto código, de tanto misterio que se alarga sin resolver hasta que explota... Pero es un ritmo narrativo que me engancha y por eso leeré Inferno antes que la Divina Comedia.

    Besos, pazzos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Novicia, no te hagas la sencillota ahora que todos sabemos que con lo que tú disfrutas de verdad es leyendo la Monadología de Leibnitz. A otro perro con ese hueso.

      Eliminar
  4. Anónimo20/6/13

    Pues como yo todo lo traduzco, ahí va la mía: http://www.youtube.com/watch?v=wkpIZ7NxJXE&list=PLkMO4-vStNAyS7ABcrxeIpPr2ZH0ImlKy.
    He de admitir que aunque no suelo leer mucho, lo que tengo en un cajón es "La Divina Comedia de Dante" aunque aún no he pasado del infierno y se me hace muy cuesta arriba, pero aunque a duras penas lo conseguiré terminar. Xhrst.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Xhrst, ¿has pasado ya del Infierno? ¿Hay algo aún peor más allá?

      Eliminar
  5. ¿Quién coño es Dante?
    Dan Brown.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Caruano, ¡Que bien le conoces!

      Eliminar
  6. Teniendo en cuenta las horas que son y lo perjudicada que vengo, le diré Señor Pazzos, que el mejor infierno, no es el de Dante ni el de Dan Marron, es el de uno mismo.

    Demasiado Dios, excesivos pecados, achicharramientos infernales varios; vamos, que el Señor Dante, pecaba y hacia acto de constricción, (Debía de pensar que todo pecado tiene su absolución, solo hace falta el arrepentimiento y todo solucionado) mientras que Dan, peca y se lleva la pasta gansa….

    En mi caso, demasiados mojitos….que tienen, el mismo efecto que la constricción y el arrepentimiento, eso sí, con la diferencia, que la resaca del día siguiente puede ser peor que los nueve círculos infernales juntos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ángeles, creo que a Dante le hubiera ido mejor con Beatrice si, en vez de dedicarle un poema, se hubiera ido con ella de cañas por Florencia.

      Eliminar