miércoles, noviembre 15, 2006

POLVO DE ESTRELLAS (Epílogo)




Yo caminaba por el cinturón de Van Allen
tú te aproximaste a mi mundo
trazando una elipse, tan rasante,
que alteraste mis mareas para siempre.

Encontré tan gratos tus paisajes,
tan radiante el fulgor de tus volcanes
que acompasé mi órbita a tu órbita
creyendo, sin duda ingenuamente,
que por los siglos de los siglos,
milenio tras milenio
surcaríamos paralelos las rutas estelares.

Un choque sideral
(la gravedad es lo que tiene)
hizo diverger las trayectorias.
Me quedé
gira girando
en rotación perpleja
mientras tú te perdías
eclipsándote tras una nebulosa.

El Universo en expansión
se me hace grande
y me siento más solo
a cada instante
mientras me hundo en el vacío de tu ausencia;
un vacío,
tan vacío e insondable
que no puede correr tampoco el riesgo
de chocar contra nada, ni con nadie.



Aquí sigo esperando
en mi Universo frío
(que para frío-frío el de las galaxias
menos trescientos grados, casi casi).
Algún día llegará
en que mire al cielo
y podré admirar
esta vez
ya desde lejos,
pues no se cruzarán
jamás nuestros trayectos,
el cíclico retorno
de un cometa.






16 comentarios:

  1. Entonces, ¿se acabó el viaje sideral cogidos a tu mano, Pazzos?

    ¡qué pena!

    Siempre nos quedará Plutón... ay!!!

    ResponderEliminar
  2. Qué poético te ha quedado este epílogo cósmico. Pese a ser un desertor, se ve que algo ha quedado. Felicidades y un saludo de otro desertor.

    ResponderEliminar
  3. Polvo cósmico seremos
    mas polvo enamorado...

    ResponderEliminar
  4. Antes claustrofobia, ahora, con este post, vértigo y pena. Mucha pena. Desconsuela ser conscientes de que, en el infinito, jamás de los jamases, se volverán a cruzar esos dos corazones cuánticos...por los siglos de los siglos, cada vez más lejos uno del otro ( quizás en otro "plano", o con "el agujero de gusano"...)

    Por cierto, me haría ilusión enviarte "comprimido" por e-mail algo de los AZUCARILLOS KINGS. Si me quieres mandar tu mail, yo tengo en mi blog, casi al lado del perfíl, el mio...

    ResponderEliminar
  5. HABRA POLVOS COSMICOS, ACA, EN LA TIERRA?

    ResponderEliminar
  6. pies diminutos, siempre podrás recordar a Sozzap con sólo mirar al pringoso firmamento.

    jugador, gracias. Al delito de deserción sumaremos el de reincidencia.

    sintagma, a Quevedo siempre lo consideré de otro planeta.

    nancicomansi, no sé si la teoría de las supercuerdas puede explicar porque dos moléculas pese a la distancia sideral que las separa puedan vibrar al unísono. Será por "simpatía".
    Me pasaré por tu blog a recoger esos Azucarillos que me tienen ya intrigado. Hasta la hiperglucemia y más allá.

    loredana, polvos cosmicos haber haylos, pero sólo si eres abducida por un extraterrestre.

    ResponderEliminar
  7. Y yo que creía que lo de ligar en los afterhours era cuestión de desorbitarse...

    ResponderEliminar
  8. Anónimo22/11/06

    Me gustan las noches cuajadas de estrellas,(creo que una siempre me mira y guiña su brillo), y me interesa el universo desconocido.
    Me apena tu soledad Manuel, pero...
    a menos 300 g. creo que no subiré para hacerte compañia.
    Baja y nos tomaremos un café calentin después de clase.
    ¡no poly, tu te quedas...

    ResponderEliminar
  9. ¿Puedo hacer una crítica?

    Tus escritos tienen siempre un punto irónico. Y no está mal, para mi gusto, pero echo de menos un pelín de sentimiento desgarrado...
    Será que soy un tanto melodramática.
    Me encantaría leer a un Pazzos sincero sin adornos sarcásticos.
    ¿Estoy equivocada en la apreciación?

    ResponderEliminar
  10. anilibis, también a mí se me salieron los ojos de las órbitas en algún after, pero lo de ligar...

    emperatriz, conozco el nombre de esa estrella que no figura en ningún manual de Astronomía y que, pese a la distancia y el frío glacial de la galaxia, a tí te quema cada noche que miras el firmamento.

    detective, el infinito tiene de todo, menos límites.

    ana, qué no, que no voy a hacer aquí un striptease sentimental por más que te empeñes. Que una es muy decente y muy honrá como para andar desnudándose no sólo delante de amables desconocidos sino tambíén ante gente que lo conoce a uno mejor de lo que quisiera. Esta semana he escrito algo sobre esto, tendrá que esperar ha pulirlo un poco porque además tengo muchas asignaturas pendientes en cola de espera.
    El que quiera sentimiento desgarrado que busque en otro blog o aprenda a leer entre líneas.

    ResponderEliminar
  11. Perdona.
    Intentaré aprender.

    ResponderEliminar
  12. Nose gordo,a ver si va a ser verdad que no hay mas mundo que este y tamos sobre el caparazón de una tortuga gigante...

    ResponderEliminar
  13. ana, no necesita pedir perdón el que dice la verdad. Cualquier día pillo desprevenido al pudor y me desmeleno en un poema más íntimo. Reservo el desgarro para momentos en que la vida sea más cruel conmigo y que espero nunca lleguen. De momento lo vida es conmigo leve. Y tú, no necesitas aprender a leer entre líneas que "unaquenosabe" lee entre líneas, en latín y boca abajo. A mí me vas a engañar...
    (Por cierto, se me ha escapado un a con hache, yo sí que tengo que plantearme aprender ortografía)

    berto, no hay más mundo que este, lo que pasa es que la concha de la tortuga es la hhosttia de grande.

    ResponderEliminar
  14. Contrarrespuesta de una admiradora:
    Es muy posible que no nos hayamos entendido.
    Quisiera aclarar que mi petición de sinceridad nada tiene que ver con sincerarse. Y no pretendía que se interpretase literalmente el uso de un "sentimiento desgarrado". Mas bien hablaría de una provocaciónde los sentidos.
    En realidad, y a mi modo de ver, la provocación es herida. Todo aquel que provoca, pincha una fibra y hace que el receptor de esa provocación abandone una pasividad, que por otro lado, está muy arraigada en el personal.
    Es muy distinto leer:
    "La vida es un cubo de mierda"
    a
    "Joder con la vida, que me llena de mierda el traje de armani"
    No negarás que provoca más un sentimiento desgarrado que un sarcasmo.
    Como colofón a la crítica de una admiradora incondicional he de decir, reiterar mas bien, que me encanta esa faceta tuya entre irónica y sarcástica.

    pd. Te corrijo: he de aprender a leer entre líneas.

    ResponderEliminar
  15. ana, pa tí la perrona. Te advierto que si alguna vez perpetro uno de esos poemas desgarraos, serás la primera en saberlo.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar