jueves, febrero 01, 2007

POZO DE TORMENTAS




Cuando se abren los cielos
y las calles se anegan
cubriéndonos
hasta poco más allá de las rodillas
(apenas lo bastante
para joder unos zapatos
para siempre)
(una tragedia mínima)

Cuando el viento
le da la vuelta a los paraguas
(un daño irreparable)
y, perplejo
te aferras a un mango
desmantelado
incapaz de asumir
la magnitud de la catástrofe

Entonces mi ciudad
se despierta con la lluvia.
Con pantalón remangado
un hombre carga
a una mujer a caballo
para cruzar la avenida.

Sonreímos,
porque estos lodos
son preludio de aluviones
y de nosotros depende
que esta plaza inundada
se convierta
en un pantano infecto
o en un arrozal fecundo.

13 comentarios:

  1. Anónimo1/2/07

    La capacidad del hombre para aprovechar las circunstancias,( ni buenas ni malas, todo depende, muy bien lo dices tú...), para sacar provecho de ellas...
    Siendo prosaica y dejando el precioso mundo de las metáforas...en Barcelona no llueve...encuentro a faltar la lluvia...es necesaría y no aparece ( me acuerdo mucho de cuando era "peque" y cuando llovía jugabamos en un garaje lleno de serrín...la ilusión que me hacía llevar mis botas de agua color azafrán...)

    ResponderEliminar
  2. nancicomansi, pisar charcos era un placer reservado a los orgullosos poseedores de katiuskas y vetado a los resignados calzadores de botas de Gorilla, que teníamos que bordear el agua bajo amenaza de suspensión de paga semanal.

    ResponderEliminar
  3. Anónimo2/2/07

    Rayos y centellas! Aún diría más, un impermeable amarillo que nos deje las manos libres para timonear a pierna suelta, siempre hacia mejores puertos. Hay que aprovechar las olas de las tormentas, como dices tan bien.
    y katiuskas!!!! aunque sean heredadas y de dos tallas menos y se te queden pies de pingüino ;)

    ResponderEliminar
  4. Anónimo2/2/07

    jOOOO vaya producciones...me voy un ratito y como está la nevera! te dejo un beso y vengo luego con más calma.. pues todos me han gustado... besos!!!
    LAONZA

    ResponderEliminar
  5. Anónimo2/2/07

    uy yo era muy aburrida, odiaba las katiuskas, los leotardos, no sigo.Sigo así.

    ResponderEliminar
  6. Anónimo2/2/07

    Me gusta cuando no te callas porque afortunadamente no estas como ausente

    ResponderEliminar
  7. Qué emoción me produce el recuerdo de las botas katiuskas, el impermeable azul y pisar todos, todos los charcos.
    ahora, es cierto no llueve tanto y donde yo vivo, el mediterráneo sur, llueve aún menos.
    Hermosas divagaciones pazzos.

    ResponderEliminar
  8. También echo de menos la lluvia, y las sonrisas que bajo ella se pueden dar con tu cómplice. Y el olor, claro, el olor de la calle mojada.

    ¿Cuándo se jodió todo aquello? ¿Qué fue de mi paraguas?

    ResponderEliminar
  9. Anónimo2/2/07

    No me vendría nada mal una tormenta de verano, ahora mismo.
    El calor ya se convirtió en una falta de consideración.

    ResponderEliminar
  10. aiala, con ese impermeable amarillo que me gastas pareces el capitán Pescanova. Abrígate más que en Alemania hace frío.


    laonza, no dejes la puerta de la nevera abierta que se cuela el gato.

    maite, yo tampoco hubiera soportado tener que ir en leotardos a clase.

    detective, ¿Qué te ha hecho Neruda para destrozarlo de esa manera? Más respeto, hombrepordios.

    ula, como Serrat nací en el Mediterráneo peor, por más que me esfuerzo, no recuerdo un sólo día de lluvia allí. En cambio recuerdo una granizada tremenda. ¡Que selectivo es el recuerdo!

    mia moore, La tierra mojada me huele a higuera. Tu paraguas encogió y cuelga sobre la copa de tu coctail. Pliégalo y disfruta del Martini. Y deja de mirarle el culo al camarero.

    arcángel mirón. ¡Que suerte, ahí es verano! Siempre nos quedará la ducha.

    ResponderEliminar
  11. Anónimo2/2/07

    Qué preciosidad de poema. Una delicia después de un día de trabajo intenso.

    "Momentos Pazzos"

    ResponderEliminar
  12. ula, "el Mediterráneo peor", que risa cuando bailan las letras. Pero quise decir pero.

    ResponderEliminar
  13. sintagma, ¿estás ahí? Casi te piso con el comment. Hay que trabajar menos.

    ResponderEliminar