lunes, diciembre 26, 2011

DIARIOS ESTELARES: ALERTA SANITARIA

 En la búsqueda de imágenes para esta entrada he visto imágenes que ningún hombre debería ver jamás

Hace unos días me extrañó que Sozzap permaneciera demasiado tiempo encerrado en el cuarto de baño. No es que sea raro que esté mucho rato en el cuarto de baño, en realidad es su habitación preferida, lo que me extrañó fue el silencio, ni tormentas intestinales más sonoras que un choque de galaxias, ni los jadeos, alaridos, aullidos acompañados de ritmos de zambomba que acostumbra. Nada. Ni un ruido.
Intrigado, de puntillas, entreabrí la puerta. Una de sus manos hurgaba en su entrepierna. Hasta ahí todo normal. Pero la otra, se alzaba empuñando un bisturí dispuesta a descargar un tajo funesto. Recordaba a Abraham a punto de apiolar a Isaac.
¡Detenteenteenteente! (Hasta en el espacio los wáteres tienen esa acústica tan especial) -le grité.
Él se dió la vuelta, avergonzado, con los ojos llorosos, enrojecidos. Su pene no estaba también enrojecido como el culo de un mandril que es su color natural, recordaba más bien la bandera arcoiris del partido Gay.
Por toda explicación me tendió un recorte de periódico. Lo cogí por una esquina con la punta de mis dedos que uno no es que sea muy escrupuloso pero el diario no era lo único que habían tocado las manos que me lo entregaban.
La noticia contaba que un laboratorio francés estaba retirando todas las prótesis mamarias porque podrían tener contraindicaciones.
Entre sollozos me contó que los de mama no eran los únicos implantes que comercializaban los franchutes, mientras se la miraba compungido. Me dijo que el laboratorio había recomendado retirar los implantes y que como la clínica más próxima es del Insalud Catalán y lo han rechazado por no ser residente, como se ha enterado de que la nueva ministra de Sanidad es Ana Mato* y no se fía, como conmigo no se puede contar para nada porque me desmayo como una damisela en cuanto veo una gotita de sangre, ha decidido operarse a si mismo y retirarse la silicona a la brava.
Le pregunté que por qué se había operado y me replicó que adónde iba con sólo 30 centímetros, que estaba muy acomplejado. Había recurrido antes a un herborista de Singapur que le recomendó unas friegas de ortigas, eficaces pero dolorosísimas, a un biólogo loco que quería implantarle unos genes que son los responsables de que los dientes de los conejos no paren de crecer pero tuvo miedo de que el experimento se le escapase de las manos. También se había comprado unos extensores en la Teletienda, que para lo que quería no servían pero que se mostraron eficacísimos para acabar con los ratones de la bodega.
Logré disuadirlo de lo del bisturí y le aconsejé que mandará un correo a la clínica donde se lo implantaron para que le buscaran una solución.
Al cabo de un rato volvió eufórico con un e-mail de instrucciones en la mano.
-En previsión de un posible rechazo del implante me habían instalado una válvula de seguridad. Es muy sencillo yo sólo tengo que desenroscar la válvula en la punta y luego tú...
-¿Yo qué? -repliqué mosqueado.
-Tú sólo tienes que succionar.




*Mato es un nombre excelente para Ministra de Defensa pero pésimo para Ministra de Sanidad.

13 comentarios:

  1. Uffffffffffff, supongo que no le habrás puesto reparos a la salvación de tu alter ego, pazzos... Una recomendación... unos gin tonics - digamos 12 - ayudan a obviar el sabor de boca de después ;-)

    Un beso

    ResponderEliminar
  2. Sé mi querido Pazzos que tu sentido del humor no tiene límites, pero a mí, este temita de los implantes mamarios me tiene hasta las tetas.

    Entiendo que las que se los hayan puesto por problemas de salud, puedan acudir ahorita a la seguridad social, pero las demás, las que quisieron tetas más grandes sin más, ahora, que se los quiten tb por lo privado, que no tengo que ir pagando yo las tetas y destetas de nadie.

    Y usted, si quiere chupársela a Sozzap, pues ya sabe, siga el consejo de Novicia, que este hombre creo que no se duchó hasta pasados los 30 así que, saque usted sus propias conclusiones...

    Suya,

    Flower

    ResponderEliminar
  3. Perdón, lo de los años me ha bailado un poco... quería decir que hasta este verano llevaba 20 años sin ducharse... será guarro el tío!!!

    ResponderEliminar
  4. Novicia, antes muerto que amorrarse al pilón con Sozzap. Lo intenté primero con el desatascador del fregadero, pero luego lo metí a dar vueltas en la secadora centrífuga y acabó saliendo. Los 12 gin tonics me los tomé lo mismo, ya puestos en faena...

    ResponderEliminar
  5. flower, mucha cirugía ex-tética y poca ética, hacía mucho tiempo que los médicos denunciaron la situación y los cirujanos sin escrúpulos seguían usándolos.

    20 años no es nada, que decía el tango. Cuando metí a Sozzap en la secadora además de salir la prótesis disparada como una flecha de silicona también se desprendió toda la roña acumulada en su piel. Las paredes de la nave lucen un nuevo estucado que las visitas nos preguntan siempre si es una obra de Miquel Barceló.
    Por cierto de la secadora Sozzap salió como si los 12 gin tonics se los hubiese bebido él.

    ResponderEliminar
  6. Bien. Pues eso. Que denuncien pero que no tengamos que ser los mismos gilipollas de siempre los que paguemos los platos rotos de nadie.

    Casi rozas lo escatológico, mi querido Pazzos, ¿qué te han dado de cenar en nochebuena??

    ResponderEliminar
  7. flower, de todos es sabido que yo la Navidad la dedico al ayuno, la meditación y la contemplación mística del Universo.
    Pásame otra gamba.

    ResponderEliminar
  8. Anónimo26/12/11

    jajaja!!! Clínica Manolo ¿eehh?? ... estas cosas pasan cuando uno se mete dónde no le llaman. No me veo en un quirófano por estética.

    ResponderEliminar
  9. Anonimus, tambíen me acordé del chiste de la clínica Manolo cuando ví el video por primera vez.

    El día que te salga en mitad de la cara un grano como la cara del Fary seguro que reconsideras tu postura sobre la cirugía estética.

    ResponderEliminar
  10. Por suerte eres un ser de recursos (todavía no sé a qué especie perteneces), o Sozzap podría haber muerto, y eso de todas formas te habría dejado con mal sabor de boca.

    Genial tu humor, que sin duda volverá a poner a Sozzap en más aprietos.

    ResponderEliminar
  11. Anto, si crees que soy un ser con recursos es que no has visto mi cuenta corriente.

    ResponderEliminar
  12. Según me cuentan mis corresponsales en Yankilandia, existe en California una señorita cuya bioquímica corporal trae a los científicos de cabeza por que en lugar de ser un 70% agua, es 70% silicona. Están convencidos de que es de origen alienígena. Bueno, en realidad no están del todo convencidos de que sea siquiera un ser vivo (al menos consciente, pobrecita) dado los altos niveles que también tiene de esteroides, toxinas botulímicas, metales pesados, colágeno, antibióticos, tinte rubio y bifidus activo.

    No obstante, su Ciborg-gobernador les ha ordenado que tiren las pruebas a la basura y miren para otro lado. Lo que pensándolo bien hubiese sido un buen consejo para ti en caso de tener la secadora averiada.

    Gambas ya no quedan; se comió la última Gagarin.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  13. Esa chica de California no era tan artificial, en realidad era "natural" de Silicon Valley.

    Hace miles de años Pandiella, el homo ancestor de los monologuistas actuales, nos contaba la historia de "una muyer prefabricá" como la que mencionas.

    ResponderEliminar