sábado, enero 27, 2007

LA CALA



-Quiero una flor.
-Flor, ¿pero qué flor?:
¿la simplona mar-
ga-
ri-
ta?






¿la ensoñadora amapola
de carmines y rimmel travestida?

¿la orquídea sofisticada,
la bromeliácea exótica
o la intrincada
y espinosa rosa?
-Sólo quiero una cala,
una simple hoja blanca
recogida en sí misma.












CRÍTICA PSICOANALÍTICA: El autor en su infancia sentía una atracción compulsiva por las monjas francesas de uniforme, teja y rostro pálidos.


La cala fue confeccionada por las delicadas manos de la Emperatriz y su hija la princesa del Infanzón (mi foto no le hace justicia).



19 comentarios:

  1. Anónimo27/1/07

    Me encanta como huelen, me recuerdan a mi abuela que le encantaban. Leerte me trajo este recuerdo, que ya había olvidado.
    Pocas veces he agradecido tanto leer algo. Gracias

    ResponderEliminar
  2. Anónimo27/1/07

    ¿Sabías que dicen que las calas representan la elegancia y la nobleza?
    Felicidades por tu flor. Felicidades también a sus autoras por el resultado.
    (Lo de que la margarita es simplona... ejem... eso habría que discutirlo, eh...).
    Besos.

    ResponderEliminar
  3. Anónimo27/1/07

    ¿la cala es lo mismo que un lirio?
    es la flor más estilizada, "monjíl", pudorosa y elegante. La "audrey Hepburn" de las flores, vamos...
    (El dibujo de la niña-madre está en pleno proceso de materialización...)

    ResponderEliminar
  4. Anónimo27/1/07

    Inevitable: leo o escucho la palabra "cala" y recuerdo a Gustavo Nápoli. Él dice que la poesía es "como esa cala que igual nace en las aguas de un río hediondo".

    Flor simpática y valiente, entonces.

    ResponderEliminar
  5. Y tiene algo de sagrado. Suele verse en las celebraciones religiosas. Estilizada, sencilla y hermosa.
    Lo de las reminiscencias tambien influye, tu con las monjas y yo con las procesiones.

    ResponderEliminar
  6. cuando hice la comunión, como todas las niñas y allá por el pleistoceno, llevaba un lirio en mi inocente manita, pensarlo ahora me da grima!!!

    otro beso

    ResponderEliminar
  7. Anónimo27/1/07

    Nunca una emperatriz y su hija, sintieron tanto orgullo por una labor de manualidades.
    Pese a todo comentario, la cala, es una flor simple y normal, ni más sencilla, ni más sobresaliente, ni más humilde que otra cualquiera.
    ¡ES CUESTIÓN DE GUSTOS!
    En el Infanzón abundan los macizos,
    de calas.
    ¡Ay! la sencilla es su madre, una humilde patata.
    P.D.
    En Venezuela y Colombia,el nombre de Emperatriz es de lo más vulgar.
    ¡CUESTIÓN DE GUSTOS!
    Gracias ¡amigo! Yaya.

    ResponderEliminar
  8. Anónimo28/1/07

    Un día, hace meses, mi madre me preguntó si la podría ayudar para hacer un flor para un amigo.
    - Tiene que ser una cala.
    Y yo....solo he sido una parte de sus manos cuando he modelado la porcelana.

    Gracias, Manolo...por la parte que me toca.

    ResponderEliminar
  9. A mí no me acaban de gustar, me parecen algo tristes, muy recatadas, demasiado puras. Pero las margaritas ¡ah las margaritas! Estoy con Mandarina, habría que discutirlo.

    Un beso!!!

    ResponderEliminar
  10. Venid y vamos todas con flores a María (qué patadas le daba el clero a la gramática y al sentido común):

    detective, las calas casi no me huelen. Gracias, has convertido el halago hiperbólico en un nuevo género literario.

    mandarina, la margarita es una flor simplona, binaria, de si,no,si,no. nada que ver con esas flores enrevesadas que parecen la cabeza de una grulla y que yo llamo stracciatella.

    nanci-anonimansi (por la gracia de blogger supongo), muy pudorosa la cala sí, pero esconde en su seno un apéndice polinizador, igual que tantas Audreys que bajo un aparente recato ocultan un volcán ferviente.

    arcángel, pues vamos a ver que más cuenta el tal Napoli. Tiene razón en que la cala es una flor del "arroyo", arrabalera y al mismo tiempo de sagrario.

    ula, bienvenida. Supongo que los católicos la escogieron por su forma de cáliz.

    maite, no entiendo porque tú y nancicomansi asociáis las calas y los lirios, ¿en catalán se usa la misma palabra para los dos?. Será por el cuadro de Van Gogh pero siempre pienso en lirios de color azul, o en lirios en plural. La cala es más solitaria.

    emperatriz, cuando escribí "quiero una flor" apareciste al poco tiempo con una cala. Te advierto que ahora estoy escribiendo "Quiero un yate de 90 metros" Así que, o montáis un astillero o podéis empezar a ahorrar desde ya. No vais a quedar mal ahora con un amigo.

    princesa del Infanzón, da gusto recibir a tanta nobleza en esta humilde casa. Muchas gracias por la cala que hace tiempo ocupa un lugar preferente en la mesa de mi salón. Hacer cosas así es pura Magia.

    mia moore, me parece que esa complicidad que os traéis maite y tú con las margaritas os viene de cuando hacíais trampas al arrancarles los pétalos.

    ResponderEliminar
  11. la complicidad de mia moore era con mandarina para lo de las margaritas. Maite es cómplice sólo de sus propios crímenes.

    ResponderEliminar
  12. Anónimo28/1/07

    No tengo más remedio que volver a comentar.
    ¡Pobre cala! eres para todos los gustos. Lirio, blanca, simple, olorosa, remueves recuerdos familiares, casi das...
    Pero.. yo sabía que me faltaba algo.
    ¿porque me simpatiza si es tan facil de hacer? sin comparación con rosas, gladiolos, orquídeas.
    ¿será porque nunca vi un ramo de idem. en un tanatorio y si alegrando el salón de un amigo?
    ¡Poly sigue trayendo ramas, a ver si hacemos aunque sea una canoa..

    ResponderEliminar
  13. Anónimo28/1/07

    Cuando era pequeña oidecir que la calas cuando huelen es que se va a morir alguien... no soy muy de que me regalen flores, pero si me quieren regalar una que sea de esas que le nombro a manda azul...
    besos María ....(callas)

    ResponderEliminar
  14. Anónimo28/1/07

    Ejem... yo no es por malmeter, ¡líbreme dios! pero, ¿sabéis qué simboliza esa cosa amarilla del medio? (perdonad mi lenguaje extremadamente técnico).

    ResponderEliminar
  15. emperatriz, ya echaba de menos a Poly, el cancerbero del Infanzón.

    laonza, a partir de ahora contendré la respiración cuando me acerque a una cala por si acaso.

    sintagma, muy freudiana te veo. ¿Qué tal estás? ¿Llamamos al Dr. House o ya pasó todo?

    ResponderEliminar
  16. Anónimo29/1/07

    qué poema más bonito :)

    y qué cala más apa también. Qué afortunado eres con esa emperatriz y esa princesa ;)

    (Qué curioso, pensaba que "cala" era la voz asturiana para "lirio". Ya veo que no )

    Pd.- jeje, tu foto de bodas es graciosísima :D muy finales XIX-principios del siglo XX , jaja, cuando hasta el gato tenía bigote :D

    un afectuoso saludo :)

    ResponderEliminar
  17. imbelecio, bienvenido, entre todos me habéis hecho dudar.
    Siempre he pensado que el lirio era la flor lila que pintó Van Gogh (Iris germanica y reticulata) aunque también los conocía amarillos.
    Pero resulta que también se llaman lirios a otras especies palustres como la cala (Zatendeschia aethiopica) a los que se conoce como lirios de agua.
    Para mayor confusión se llama también lirios de agua a los nenúfares.

    Pero (al menos en Galicia y Asturies)
    porque una cala es una cala es una cala...
    o bien
    porque una cala ye una cala ye una cala...

    ResponderEliminar
  18. Anónimo4/5/11

    Me quede pensando por los comentarios que han hecho algunos respecto a esta flor... de hecho creo que influyo en la critica ..experiencias...estado de animo...pero poco criterio...yo la veo..hermosa...dentro de la misma simplicidad...no importa donde crece...sabemos algo sobre los ingredientes que tiene el lugar para que produzca tal belleza? da la coincidencia... dime de donde sos y te dire quien eres... es argel no? para mi representa una mujer fuerte...estilizada...pero al mismo tiempo tierna...y por sobre todo limpia.. es lo que creo

    ResponderEliminar
  19. Hola, que alguien comenté un post tan antiguo y además desde ¿Paraguay?, gracias, es un honor.
    En el fondo es todo muy sencillo: una amiga y su hija me regalaron la artesanal cala de la foto y que justo ahora está debajo del ordenador en una mesa acristalada.
    El poema es muy malo como todo los de mi cosecha e intenta ser un piropo a la naturaleza femenina que no necesita artificios, pero sin referencias a ninguna mujer en concreto.
    Muchas gracias por tu comentario, con el que estoy bastante de acuerdo.

    ResponderEliminar