miércoles, noviembre 30, 2011

MUNDO EDITORIAL I

Tengo que hacerles una revelación: "Los pilares de la Tierra" lo he escrito yo
He ido en varias ocasiones a la editorial para convencerles de que Ken Follet es un impostor.
Hasta ahora el único que me da la razón es un señor de uniforme que me acompaña muy amable hasta la puerta de salida. Por algo se empieza.



Letterpress from Naomie Ross on Vimeo.
Dejad correr el vídeo, que tarda en cargar, para verlo de un tirón.
Es una maravilla.

14 comentarios:

  1. Sí que mola el video...
    No desesperes, pazzos, yo llevo años de lucha para que me reconozcan la autoría de Harry Potter y no me doy por vencida.

    Besos y suerte

    ResponderEliminar
  2. Me ha encantado esa mezcla de azules con el plata.

    Este vídeo me ha recordado mis primeros años de maestra en los que no usábamos las fotocopiadoras y nos hacíamos las copias con una maquineta, en la que embadurnábamos de tinta un recipiente y luego, de forma manual, le dábamos para que fuesen saliendo las copias... tengo el olor en la puntita de mi nariz, ese olor a tinta, muy fuerte, penetrante... ¿cómo se pueden recordar los olores?

    Para aquellos entonces, éramos como los poetas subversivos que hacían copias en la más absoluta clandestinidad, o los republicanos que se escondían para hacer tiradas de sus manifiestos... ¡ay, qué tiempos! Ahora te puedes hacer las fotocopias en casa, ya ves!

    Yo nunca he pretendido escribir un libro, ni ser la autora de ningún otro... ¡menuda trabajera!

    Mua,

    ResponderEliminar
  3. Aún recuerdo la famosa vietnamita, aquel cacharro infame en el que los radicales de extrema izquierda publicaban sus panfletos. Qué tiempos.
    Firmado: Vladimir Nabokov. Sí, soy yo. Pero el mundo sigue creyendo que es un tío que murió hace años. Toda la vida suplantado por un ruso gruñón que cazaba mariposas. Es para llorar.

    ResponderEliminar
  4. Eh, eh, eh, ... ¡¡¡Ehhh!!! Paren el carro; por lo menos la mitad de las obras que aquí se han citado son de mi puño y letra. A lo que habría que sumar la estupenda obra que firmó Ana Rosa Quintana (AR para las amigas).

    Y no me tire de la lengua que a lo mejor hasta soy el autor de este blog sin que usted se haya dado cuenta.

    Ahora, con lo del vídeo he de darle la razón; es la mar de estético.

    Ale, un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Novicia, ¿porqué no nos aliamos? mientras yo me camelo al guardia de seguridad tú te trajinas al jefe de la editorial. A ver si sumando fuerzas...

    ResponderEliminar
  6. flower, en otra reencarnación fui bedel de instituto. Aparte de la que mencionas teníamos una muy chula que quemaba los clichés con un láser.
    Siempre esperaba que alguna profesora mona me pidiese que le cambiara el toner pero con lo único que salía del cuarto de la fotocopiadora era con un dolor de cabeza.

    ResponderEliminar
  7. paseante, también echo mucho de menos a mi vietnamita, que en mi caso es mayor de edad, viejo verde. Siempre le decía: Em nhó Anh. Espero que los Reyes Magos me la traigan de regreso pronto.

    ResponderEliminar
  8. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  9. oddisseis, ¿así que tú eres el otro negro de Ana Rosa, eh? No le tiro de la lengua que la tiene usted muy pringosa y a saber dónde la habrá metido pero, ¿Qué tal se lo monta la mejor periodista de España, ésa que si no trabaja en la CNN es porque ella no quiere? Cuente,cuente.

    ResponderEliminar
  10. ya decía yo que me sonaba el estilo...ahora mismo paso mi ejemplar a la estanteria de VIPS y conocidos.

    ResponderEliminar
  11. Pues El código Da Vinci ya lo puede ir cambiando también de estante.

    ResponderEliminar
  12. Acierta de pleno con lo de la lengua. No obstante no entraré en detalles ...

    En cuanto a lo de AR lamento comunicarle que yo me limito a escribirle los libros y la revista (esto último con escaso éxito porque no me gusta lucirme en exceso. Es malo para mi reuma). También solía escribirle los guiones y hasta de vez en cuando le hacía algún playback para que descansase la voz. Pero me vine arriba tras asistir a un seminario de José Luis Moreno sobre el horizonte profesional de los ventrílocuos y decidió despedirme y contratar en mi lugar a una pandilla de chinos que se lo hacían por la cuarta parte de mi sueldo (el alcance exacto de lo que le hacían no me lo aclaró pero había una gran sonrisa en su rostro y poco después tuvo gemelos).

    Dura vida la del negro algodonero ...

    ResponderEliminar
  13. Oddiseis, si tengo poco interés por tirarle de la lengua imagínese el que tengo por escuchar los sonidos que hace con el vientre.
    ¿Un seminario con José Luis Moreno? Creo que los gemelos de AR estarían más a salvo en una escolanía irlandesa que con el padre de Monchito.

    ResponderEliminar
  14. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar