jueves, septiembre 28, 2006

COMPLEJO DE CASTRACIÓN


Algunos varones en su desarrollo atraviesan diversas etapas de inseguridad cuestionando permanentemente su propia virilidad.
Teme este tipo de hombre en su infancia que nunca llegará el día en que el vello le salga. Cuando alcanza la ansiada pubertad, no lo tranquiliza el estar cubierto de rizos estropajosos; cubierto de granos se siente incapaz de seducir a nadie y piensa que jamás logrará conquistar una chica que consienta besarlo.
Logrado este objetivo considerará tarea imposible la pérdida de la virginidad y concebirá durante un tiempo la copulación como un ejercicio técnicamente complejo para el que no se siente dotado.
Tras la comprobación empírica de que la mecánica del sexo es simplemente una cuestión de ángulos, momentos y fuerzas y tras pasar por los titubeos, torpezas y traumas de las primeras experiencias, pasará una fase, eso sí breve, dominado por el pánico, creyendo que dejará embarazada con sólo estornudar a cualquier mujer que resida en su misma ciudad; por aquel tiempo consumirá por pares los preservativos.
Traspasará el motivo de su desasosiego y cuestionará su hombría por el hecho de que su precoz eyaculación impida alcanzar el orgasmo a sus parejas. Cuando consigue moderar el ímpetu juvenil, no le tranquiliza ya que sus parejas gocen, considera que, a estas alturas, su infertilidad manifiesta, demuestra claramente su esterilidad.
Cuando acuna entre sus brazos a su primer hijo, duda; dudará también con el segundo, y con el enésimo, de su paternidad; y recelará de cualquier rasgo, gesto, o acción del bebé que le resulte extraño a él, pero familiar en el rostro de un conocido. Ya puede nacer la criatura con sus mismos lunares, remolinos, hoyuelos y taras genéticas que su corazón albergará por siempre la sospecha de incubar un cuco.
Fruto de tanto recelo será abandonado y se sentirá incapaz de rehacer su vida. No tardará en casarse… varias veces más.
Pasa así el tiempo del hombre de eyaculación en angustia, cuando el cuerpo le da las primeras señales de declive. Temerá entonces que el último polvo será en verdad el último. Atenaza su vida el fantasma de la impotencia y buscará en carne fresca reavivar su carne muerta.
Hasta que un día le sorprende la muerte y le confirma de una vez todas sus aprensiones.

10 comentarios:

  1. Vaya! Llegué aquí por casualidad y me sorprendió tu análisis sobre la vida del hombre, sus preocupaciones sexuales, mayormente. No puedo criticar porque no soy ninguna esperta en estos problemas, pero tal vez sea un poco duro no? De verdad se cuestionan los hombres tanto su sexualidad? y su paternidad?
    De todas formas un análisis que me ha hecho incluso sonreír.
    Besos

    ResponderEliminar
  2. Hola Julia:

    Gracias por pasar y sonreir.
    Un poco paranoico si es el personaje.

    ResponderEliminar
  3. MUY INTERESANTE LO QUE HAS ESCRITO...
    GRACIAS POR TU VISITA
    CARIÑOS.
    ANDREA

    ResponderEliminar
  4. Algunos suscribimos los retazos mas de lo que quisiéramos...Tómate algo ,Pazzos, invito yo

    ResponderEliminar
  5. jejejejej... me encanta el declive aderezado con humor... en realidad yo creo firmemente que lo que has escrito es medianamente cierto, y digo medianamente ocupa el 50% del pensamiento, la otra mitad es toda positividad, alegria y despreocupación absoluta.

    ResponderEliminar
  6. me he comido un "porque" entre medianamente y ocupa... ups!!

    ResponderEliminar
  7. buen post, supongo que habrá quien reuna todas las condiciones que expones, me parece un poquitin exagerado!!! pero tiene su gracia...

    tu visita se agradece y tiene respuesta en mi casa, un beso

    ResponderEliminar
  8. Anónimo28/9/06

    Manolo, cuanto me haces pensar en mi pobre padre.
    11 hijos, uno cada dos años,´nosotros pensando que era un cachon..., y él sufriendo por las dudas de su paternidad.
    Y lo peor, ¡¡¡ mi madre sin enterarse!!
    La empera, del Infanzón.
    ¡SUFRIRÍA.. NO...SI..QUIZÁ...

    ResponderEliminar
  9. Detective, acepto la invitación, que sea una caña de Corona en jarra helada.

    ¿Podrías explicarme, con tu proverbial sagacidad, por qué algunas mujeres encuentran "gracioso" este post?

    ResponderEliminar
  10. Anónimo3/1/09

    ES UN VIA CRUCIS
    YO TENGO ESE COMPLEJO HACE COMO 30 AÑOS
    HACE POCOS DIAS SOÑE QUE UN TESTICULO SE ME CAYO .

    SIENTO COMO AMARRADO LOS TESTICULOS.

    CREO QUE ESTE COMPLEJO ES EL QUE ME TIENE MUY MAL
    NO SOY AUTENTICO

    TENGO EYACULACION PRECOZ Y NUNCA HE SENTIDO VERDADERA SATISFACCION

    TODO INICO CON LA MASTURBACION.
    LO HICE DURANTE 5 AÑOS HASTA EL EXTREMO COMO 3 VECES AL DIA HASTA QUE ME TORNÈ COMO TRASTORNADO

    EL CUERPO SE ME ENCRISPO Y MI CUERPO COMO SE VOLVIO DE MUJER
    ELLO ME DIO UN SUSTO TAN GRANDE QUE QUEDARON MIS TESTICULOS AMARRADOS Y MI GARGANTA CON UN NUDO HASTA HOY.

    POCO A POCO SE ME FUE SOLTANDO TODO EL CUERPO , PERO AUN ME SIENTO COMO SIN TESTICULOS

    SI ALGUIEN ME PUEDE AYUDAR ME PUEDE ESCRIBIR A

    avemusic@hotmail.com

    ResponderEliminar